domingo, 10 de noviembre de 2013

El Confederalismo que pienso o creo que es correcto [EXPÁNDELO]

Por favor, esté atento. Si cuando lea esto le gustó, lo contrario o tiene una firme opinión hágalo saber y si es posible, expanda este mensaje. No quiero decir que me des fama, si no vida al debate y así ayudar al micronacionalismo hispánico que tan moribundo está. Que no sea yo el único que lo haga todo.

Primero, daré una información para que podáis entender con exactitud las palabras que nombraré. Pues es posible que sin los conceptos básicos, entendáis lo que pretendo explicar y/o enseñar.

¿Que es una Confederación? En términos básicos, es una unión de una serie de entidades (Estados, empresas, sindicatos, organizaciones...) que conservan su soberanía y se rigen por determinadas leyes comunes. Se puede definir a la confederación también como una organización que combina la autoridad derivante de otras entes semi-autónomas. En términos de política moderna es como una unión permanente de Estados soberanos con fines de acción común. Lo que luego da a lo nombrado arriba (Leyes) que consistirían en pactos escritos, acuerdos, para fijar una regulación o regir al propio vínculo que se forma. Con esto dejamos claro que es una confederación.

¿En que se diferencia una Confederación de una Federación? En que la confederación las entidades que conforman ese vínculo tienen altas cuotas de autonomía, por lo cual el poder central está muy limitado (Constituciones, Leyes; adaptadas a defender la soberanía de los Estados en la Confederación por ejemplo). Mientras que la Federación, las entidades que conforman ese vínculo renuncian a una parte de sus competencias, dándole más fuerza al poder central (Estados Unidos es el ejemplo macroestatista, donde el poder central federal puede imponerse con bastante eficacia a leyes y normas de los Estados miembros de la Unión). En términos simples, en la Confederación no existe un poder central definido ni fuerte, mientras que en la Federación si lo hay. Aunque en ocasiones, puedan combinarse.

Y bien, vuestra pregunta sería ¿Como aplicar los conceptos de Confederación al micronacionalismo? Sería fácil, de hecho posible. Primero vamos a dar pasos históricos.

¿Han habido oportunidades? Sí, algunas... dudosas. Deberíamos dejarlo claro que en  definitiva sería unir micronaciones. Si bien es cierto que en el micronacionalismo hispánico y simulacionista siempre se han dado casos de unión de micronaciones, lindando el federalismo (¿Asgaria?), la suplantación (Forneo; siento si se ofende, pero tengo que decir las cosas tal como son) o por "anexiones extrañas e ilógicas" (América Mexicana y Valumar). Por ello, no podemos tachar a que "unir micronaciones" es mesiánico, ni fracaso, ya que Asgaria y demás micronaciones ya reconocieron ser simulaciones y de por si, quita mérito a ciertos proyectos políticos dados por ellos, que nunca se han aplicado... solo con matices escritos.

Mi plan e idea es fácil, una unión de micronaciones que conforme a su mismo tiempo una micronación (ateniéndonos al concepto de que una micronación es una entidad que clama ser una nación sin reconocimiento internacional, por lo cual si varias micronaciones se unen aún siendo independientes, conforman una más grande) como una Confederación de estas, para preservar sus autonomías y realizar una búsqueda del entendimiento y cordialidad entre dichas comunidades (Leyes, constituciones, proyectos, planes... que unan a distintas perspectivas), para conformar una más grande.

¿Como sería fuera del papel? Fácil. Desde luego, una micronación falsa o simulatoria no podría conformar parte, ya que si se atiene a leyes comunes, debería atenerse a sentidos comunes y es el que falsear o dar visas de realidad de datos no-verdaderos es practicamente inventarse de la nada. Eso desestabiliza y causa un gran principio de injusticia, el que una persona pueda imponerse a otras por el mero hecho de simular. Por lo cual, para conformar parte de mi idea, deberían ser "somatistas" si nos atenemos al Criterio Digital-Físico. Una micronación real, que no busque imitar a un Estado o inventarse cosas, si no de lo que tiene y puede utilizar, conformar su propio concepto de Estado o Nación en base a la micronación. No buscamos ni imperios ni grandes repúblicas, solo personas que conformen una micronación, aunque sea solo una micronación unipersonal. Incluso si eres una micronación unipersonal, se te dotaría de la misma autonomía ya que nadie es nadie para decidir las decisiones reales de una micronación, pero obviamente no es lo mismo cuando se miente o falsea.

¿La Confederación utilizaría Internet? Sí ¿Eso no lo transforma en digitalismo? No. España tiene una Web y no es una micronación híbrida, eso son solo criterios. Mi criterio es que, no todos gozamos de buenas comunaciones, y si usamos Internet como Medio, es sencillamente un acto de comunicación, no nos inventamos virutalidades ni datos; solo nos comunicamos. Internet es el Medio, no el Fin, que es lo que ocurre con las micronaciones digitalistas y simulacionistas. Defendería la utilización de un foro, para preservar esas comunicaciones y dar facilidades y así crear una auténtica organización. El foro, se daría la actividad político-organizativa y una parte social, y en la parte física, se daría tanto vida social, como política a la medida que se pueda dar y dotar.

La Confederación tiene una serie de fines comunes:

  • El Micronacionalismo Hispánico y Simulacionista dado en la mayoría de la OMU y UME, siempre rondó la excesiva regla de "diplomacia". Osea, de las pocas actividades que había y al ser todas unipersonales, no les convenía decir nada de poblaciones, ya que no existían. Así que, como referente, abundaba descaradamente las noticias de pactos y reconocimientos diplomáticos, se hablaba de vida política, no de la vida micronacional y eso es un error. Como solución, la Confederación, al sumar, se contarían todos los habitantes aunque fuesen pocos. Pero al ser pocos, pero unirse, se puede hablar ya de una población y ciudadanía confederada que puede dar vida y carácter a la Confederación, a las ideologías, prensa y sobretodo algo que no abunda y nunca se mostró en la Hispanidad Micronacional: La Política Interna. Conformar una sociedad. Y no a una panda de Jefes de Estado. Que la ciudadanía tenga papel y voz, no como en la OMU se da, como oligarquías de Jefes de Estado.
  • Alimentar la sabiduría ciudadana, inculcar sus libertades y las cosas que pueden hacer, dar libre adhesión a proyectos y derechos que transciernan a conformar ideas y planearlas sin impedimentos, ya que la Confederación es el pacto o nexo para que pueda concurrir esas comunidades.
  • Crear un auténtico modelo DEMOCRÁTICO en el cual se pueda votar y tomar decisiones populares. No caer en la simulación, teniendo el foro como un valedor de la democracia por vía internauta y evitar falseamientos.
  • Crear una propia cultura que se basa no en la artificialidad, si no en la naturalidad de los proyectos y acciones que se den tanto en Internet como en la Vida real (concursos de dibujo, ligas de PS2 de Fútbol, Kedadas, Congresos...).
  • Búsqueda de una Política Externa-Diplomática DEMOCRÁTICA. Hacer diplomacia en la OMU es relativamente fácil cuando no se tiene ciudadanía en una gran mayoría de micronaciones (no todas) y donde no dependes de opinión popular ni decisión popular, en la Confederación, las acciones exteriores deben limitarse a la democracia.
  • Dar oportunidades a la ciudadanía de poder ascender en política, quitando los poderes fijos que ha creado el simulacionismo donde los fundadores tienen el control total.
¿Es tan mesiánica? Lo dudo, es tan real como posible.

2 comentarios:

gob dijo...

muy buen articulo, una pregunta

la bandera de hispanova es la bandera de gadsen o la que publican en este articulo?

pregunto pues en la conferencia micronacionalista, publicaron con la bandera gadsen como de hispanova .

no ,es nada criticable, es por simple curiosidad.

Juan Carlos Valls O'Donnell dijo...

Junto a Raziel y Aldo, creamos una doctrina micronacionalista ante la ya "ineficaz" (A nuestro modo de ver) del Criterio Fisiquista/Somatista-Digitalista. Ya que ambos nacieron más o menos, o están ligados a ciertos objetivos indeseados y teniendo en cuenta a que los máximos representantes somatistas, fueron digitalistas y peor aún, una simulación. Yo, luego, la intenté modificar para los tiempos actuales ya que para nada nos sentíamos neosomatistas, sencillamente micronacionalistas; así intenté dar forma al "Micronacionalismo Voluntario" o Criterio Voluntarista (aunque debo de comentar, que no lo cree yo, que es un pensamiento algo obvio que ya se tenía en muchas micronaciones, pero que aquí nunca se dio eficazmente, solo en Hispanova y Trobat). La bandera de "Don't Tread On Me" tiene esa consigna voluntarista "No me pises", un lema que alude a la defensa (lo que he tenido que hacer toda mi vida micronacionalista, defenderme y no dejarme pisar). Muchos penínsulares hispanovitas nos alineabamos con esa idea; y tomamos esa bandera como un símbolo de rebelión, ya que Hispanova no figura totalmente perfecta (Fíjese en el Gmail que le mandé).